29 January 2015

Reforma Fiscal Implicaciones Laborales

El pasado 1 de enero de 2015, de la mano de la reforma fiscal recientemente aprobada, entró en vigor la Ley 26/2014 por la que se modifican la Ley 35/2006, del IRPF y el texto refundido de la LIRNR. De entre las modificaciones introducidas, merece especial atención el nuevo límite a la exención aplicable a las indemnizaciones percibidas por despido o cese del trabajador, las modificaciones a la reducción por rendimiento irregular, así como los cambios producidos en el régimen de impatriados.

1. Exención de la indemnización por despido o cese. La reforma establece un límite máximo de 180.000€ a la exención en el IRPF de las indemnizaciones legales percibidas por despido o cese del trabajador producidos, en general, con posterioridad a 1 de agosto de 2014 pudiendo, la cuantía que exceda dicho límite, beneficiarse de la reducción prevista para rendimientos irregulares en los términos que explicamos a continuación. 

2. Reducción por rendimiento irregular. En relación con los rendimientos irregulares, se ha minorado del 40% al 30% el porcentaje de reducción aplicable. Además, y con la finalidad de evitar los problemas interpretativos que venían produciéndose en cuanto al concepto de periodicidad y recurrencia, se elimina tal requisito y se sustituye por la condición objetiva de que no se pueda aplicar esta reducción cuando haya sido utilizada por el trabajador, en algún momento de los cinco años anteriores, sobre otros rendimientos con período de generación superior a dos años.

Asimismo, se limita con carácter general la posibilidad de fraccionar la renta irregular si bien se exceptúa de dicho límite a las indemnizaciones no exentas derivadas de despidos producidos con anterioridad a 1 de agosto de 2014. Finalmente, se mantiene el límite máximo de 300.000€ sobre el que se puede aplicar la reducción, estableciéndose una reducción adicional a ese límite en la cuantía en que, cualquier indemnización por despido, exceda de 700.000 €.

3. Régimen de impatriados. En el régimen de impatriados, las novedades más significativas se han centrado (i) en establecer un nuevo sistema de tipos de gravamen, en virtud del cual el tipo pasa a ser del 24% para los primeros 600.000€ de rendimientos del trabajo (y de las actividades económicas) obtenidos por el contribuyente desplazado y el 45% (47% en 2015) para lo que exceda dicha cantidad y (ii) en someter a gravamen en España la totalidad de los rendimientos del trabajo obtenidos por el contribuyente durante la aplicación del régimen especial, con independencia del lugar donde se obtengan. 

Contactos clave

Share on LinkedIn Share on Facebook Share on Twitter
    También puede ser de su interés

    Las Entidades de Capital Riesgo españolas quedan exceptuadas de la obligación de efectuar el pago fraccionado mínimo del IS de grandes empresas

    06 julio 2018

    Las Entidades de Capital-Riesgo estarán exceptuadas de la obligación de efectuar el pago fraccionado mínimo del IS de grandes empresas en lo que se refiere a sus rentas exentas.

    10 abril 2018

    Otra información que le puede interesar