13 May 2020

RDL 18/2020: regulación de la continuidad de los expedientes de regulación temporal de empleo

Con motivo del inminente comienzo de desescalada, el Gobierno ha publicado hoy el Real Decreto-ley 18/2020, de 13 de mayo, de medidas sociales en defensa del empleo (“RDL 18/2020”), mediante el cual se articula la continuidad a los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo para salvaguardar la economía y se añaden especialidades al respecto. El pacto al que han llegado los empresarios, sindicatos y el Ministerio de Trabajo establece lo siguiente: 

Especialidades en relación con los ERTEs de Fuerza Mayor

Podrán continuar en situación de fuerza mayor total derivada del COVID-19, las empresas que se acogieran a los ERTEs del artículo 22 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19 (“RDL 8/2020”), mientras duren las mismas y nunca más allá del 30 de junio de 2020.

Existirá fuerza mayor parcial derivada del COVID-19, en aquellas empresas en las que, habiéndose acogido a un ERTE de Fuerza Mayor, las causas permitan la recuperación parcial de su actividad, hasta el 30 de junio de 2020. En esta situación, se deberá reincorporar a las personas trabajadoras afectadas, en la medida necesaria para el desarrollo de su actividad, primando los ajustes en términos de reducción de jornada. 

Asimismo, las empresas deberán comunicar a la Autoridad Laboral la renuncia total del ERTE en el plazo de 15 días desde la fecha de efectos de aquella. 

La renuncia del ERTE o, en su caso, la suspensión o regularización del pago de las prestaciones que deriven de su modificación, se efectuará previa comunicación al Servicio Público Estatal de Empleo (“SEPE”) de las variaciones en los datos contenidos en la solicitud colectiva inicial de desempleo. En todo caso, estas empresas deberán comunicar al SEPE las variaciones que se refieran a la finalización de la aplicación de la medida respecto a la totalidad o a una parte de las personas afectada cuando la flexibilización de las medidas de restricción permita la reincorporación al trabajo efectivo. 

Especialidades en relación con los ERTEs por causas económicas, técnicas, organizativas y/o productivas (“ETOP”)

A los ERTEs ETOP iniciados tras la entrada en vigor del RDL 18/2020 y hasta el 30 de junio de 2020, les resultara de aplicación el artículo 23 del RDL 8/2020, con las especialidades recogidas en este precepto. 

La tramitación de los ERTEs por causas ETOP podrá iniciarse mientras esté vigente un ERTE por causa de fuerza mayor. La fecha de efectos para estos casos se retrotraerá a la fecha de finalización del ERTE de fuerza mayor. 

Para los ERTEs vigentes a la fecha de entrada del RDL 18/2020, les seguirá siendo aplicable lo recogido en la comunicación final de la empresa y hasta el término referido en la misma. 

Medidas extraordinarias en materia de protección por desempleo

Las medidas de protección por desempleo previstas en los apartados 1 a 5 del artículo 25 del RDL 8/2020 resultarán aplicables hasta el 30 de junio de 2020.
Las medidas extraordinarias en materia de protección por desempleo reguladas en el artículo 25.6 RDL 8/2020, es decir, para los trabajadores fijos discontinuos resultarán aplicables hasta el 31 de diciembre de 2020. 

Medidas extraordinarias en materia de cotización vinculadas a las especialidades de los ERTEs de Fuerza Mayor parcial y ERTEs de Fuerza Mayor 

La Tesorería General de la Seguridad Social exonerará, respecto de las cotizaciones devengadas en los meses de mayo y  junio de 2020, a las empresas  acogidas a un ERTE de fuerza mayor del abono de la aportación empresarial prevista en el artículo 273.2 del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social, aprobado por el Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre (“LGSS”), así como de las cuotas por conceptos de recaudación conjunta, siempre que a 29 de febrero de 2020, tuvieran menos de 50 trabajadores o asimilados a los mismos. En el caso de que tuvieran 50 trabajadores, o asimilados a los mismos, o más, la exoneración de la obligación alcanzará el 75% de la aportación empresarial. 

Las empresas en las que exista fuerza mayor parcial quedarán exoneradas del abono de la aportación empresarial a la cotización a la Seguridad Social y por conceptos de recaudación conjunta, en los siguientes porcentajes y condiciones: 

- Respecto de los trabajadores que reinicien su actividad a partir de la fecha de efectos de la renuncia, la exención alcanzará el 85% de la aportación empresarial devengada en mayo de 2020 y el 70% de la aportación de junio de 2020, cuando la empresa hubiera tenido menos de 50 trabajadores, o asimilados a los mismos, a 29 de febrero de 2020. Si en esa fecha la empresa hubiera tenido 50 o más trabajadores, o asimilados a los mismos, la exención alcanzará el 60% de la aportación empresarial devengada en el mes de mayo y el 45% de la aportación de junio de 2020. 

- Respecto de los trabajadores que continúen con su actividad suspendida a partir de la fecha de efectos de la renuncia, la exención alcanzará el 60% de la aportación empresarial devengada en mayo de 2020 y el 45% de la aportación empresarial de junio de 2020, cuando la empresa hubiera tenido menos de 50 trabajadores, o asimilados a los mismos, a 29 de febrero de 2020. Si la empresa tuviese 50 o más trabajadores, o asimilados a los mismos, la exención alcanzará el 45% de la aportación empresarial devengada en el mes de mayo el 30% de la aportación de junio de 2020. En este caso, la exoneración se aplicará al abono de la aportación empresarial, así como del relativo a las cuotas por conceptos de recaudación conjunta. 

Las exenciones serán de aplicación por la Tesorería General de la Seguridad Social a instancia de la empresa, previa comunicación realizada mediante declaración responsable a través del Sistema RED, debiendo haber tantas declaraciones responsables individualizadas como códigos de cuenta de cotización haya. En caso de que no se presenten, no resultarán de aplicación las exoneraciones establecidas. La Tesorería, asimismo remitirá al SEPE la información de las empresas con el fin de que comprueben la información remitida. 

Las exenciones establecidas en estas disposiciones no tendrán efectos para los trabajadores, manteniéndose el periodo como efectivamente cotizado a todos los efectos.

Límites al reparto de dividendos y transparencia fiscal 

Las empresas y entidades con domicilio en paraísos fiscales no podrán acogerse al ERTE por fuerza mayor, regulado en el primer artículo del RD 18/2020.
Las empresas que se acojan a los ERTEs de fuerza mayor, y que utilicen recursos públicos destinados a los mismos, no podrán proceder al reparto de dividendos durante el ejercicio fiscal correspondiente a la aplicación de los ERTEs, a excepción de si devuelven la parte correspondiente a la exoneración aplicada a las cuotas de la Seguridad Social. 

Esta limitación, no será de aplicación para las entidades que, a fecha 29 de febrero de 2020, tuvieran menos de 50 trabajadores de alta en la Seguridad Social.

Extensión de los ERTEs de fuerza mayor

Se podrá establecer mediante Consejo de Ministros, una prórroga de los ERTEs de fuerza mayor en atención a las restricciones de la actividad vinculadas a razones sanitarias que subsistan llegado el 30 de junio de 2020.

Este acuerdo asimismo podrá, prorrogar las exenciones reguladas en el artículo 4 del RDL 18/2020 o extenderlas a los ERTEs por causas objetivas, así como prorrogar las medidas de protección por desempleo por el periodo de tiempo y porcentajes que se determinen en el mismo. 

Comisión de Seguimiento tripartita laboral

Creación de una Comisión de Seguimiento tripartita laboral, que se reunirá con carácter ordinario. Su función principal será el seguimiento de las medidas que se están adoptando en el ámbito laboral durante la fase de excepcionalidad atenuada, el intercambio de datos e información recabada por las organizaciones integrantes y el Ministerio de Trabajo y Economía Social, así como la propuesta y debate de aquellas medidas que se propongan por cualquiera de las partes. 

Modificación del RDL 8/2020: Previsiones en el mantenimiento del empleo 

Modificación del artículo 24 llegando a establecer que, las empresas quedarán exoneradas del abono de la aportación empresarial, así como de lo relativo a las cuotas por conceptos de recaudación conjunta durante los meses de marzo y abril de 2020, cuando a 29 de febrero tuvieran menos de 50 trabajadores o asimiladas a personas trabajadoras por cuenta ajena en situación de alta en la Seguridad Social. Si, por el contrario, la empresa tuviera 50 o más trabajadores, o asimiladas a personas trabajadoras por cuenta ajena, en situación de alta en la Seguridad Social, la exoneración de la obligación de cotizar será del 75% de la aportación empresarial. 

Se modifica asimismo la disposición adicional sexta “Salvaguarda del empleo”. De esta forma, las medidas extraordinarias previstas para los ERTEs de Fuerza Mayor estarán sujetas al compromiso de la empresa de mantener el empleo durante el plazo de seis meses desde la fecha de reanudación de la actividad, entendiendo por tal la reincorporación al trabajo efectivo de personas afectadas por el expediente, aun cuando este sea parcial o solo afecta a parte de la plantilla. 
El compromiso se entenderá incumplido si se produce el despido o extinción de los contratos de los trabajadores afectados por dichos ERTEs. Por otro lado, no se entenderá incumplido cuando el contrato se extinga por despido disciplinario declarado como procedente, dimisión, muerte, jubilación o incapacidad permanente total, absoluta o gran invalidez, ni por el fin del llamamiento de las personas con contratos fijos-discontinuos cuando sea una interrupción y no un despido. En el caso de los contratos temporales, el compromiso no se entenderá incumplido cuando el contrato se extinga por expiración del tiempo convenido o la realización de la obra o servicio que constituye su objeto o cuando no pueda realizarse de forma inmediata la actividad objeto de contratación. 

Debe tenerse en cuenta que el compromiso del mantenimiento del empleo se valorará en atención a las características específicas de los distintos sectores y la normativa laboral aplicable, con especial atención a las especificidades de aquellas empresas que presenten una alta variabilidad o estacionalidad del empleo.
En cuanto a las empresas en las que concurra un riesgo de concurso de acreedores, no les será de aplicación el mencionado compromiso del mantenimiento del empleo.

En caso de incumplimiento del compromiso, se deberá reintegrar la totalidad del importe de las cotizaciones de cuyo pago resultaron exoneradas, con el recargo y los intereses de demora correspondientes.

Asimismo, la Dirección General de Trabajo (“DGT”) ha venido interpretando sobre la Disposición Adicional Sexta Salvaguarda del empleo”, que los trabajadores a los cuales se extiende el compromiso son aquellos incluidos en el ámbito personal de la medida coyuntural adoptada por la empresa, esto es, los trabajadores afectados por la medida de suspensión o reducción de jornada. De manera que, la obligación de mantenimiento de empleo se refiere únicamente a los trabajadores afectados por las medidas extraordinarias incluidas en el RDL 8/2020. 

Modificación del Real Decreto-ley 9/2020, de 27 de marzo, por el que se adoptan medidas complementarias, en el ámbito laboral para paliar los efectos derivados del COVID-19 (“RDL 9/2020”)

Queda modificada la vigencia de los dos artículos siguientes hasta el 30 de junio de 2020, de tal forma que seguiría primando la prohibición de despedir alegando causas relacionadas con el COVID-19 para todas las empresas, independientemente del compromiso de empleo para el ERTE de Fuerza Mayor recogido en el RDL 18/2020: 

- Artículo 2 RDL 9/2020: “La fuerza mayor y las causas económicas, técnicas, organizativas y de producción en las que se amparan las medidas de suspensión de contratos y reducción de jornada previstas en los artículos 22 y 23 del real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, no se podrán entender como justificativas de la extinción del contrato de trabajo ni del despido”.

- Artículo 5 RDL 9/2020: “La suspensión de los contratos temporales, incluidos los formativos, de relevo e interinidad, por las causas previstas en los artículos 22 y 23 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, supondrá la interrupción del cómputo, tanto de la duración de estos contratos, como de los periodos de referencia equivalentes al periodo suspendido, en cada una de estas modalidades contractuales, respecto de las personas trabajadoras afectadas por estas”.

Share on LinkedIn Share on Facebook Share on Twitter
    También puede ser de su interés

    Análisis de las medidas adoptadas por los estados ante el Covid-19 y las posibilidades que tendrán los inversores para proteger sus inversiones

    08 julio 2020

    Análisis del RDL 24/2020, de 26 de junio, de medidas sociales de reactivación del empleo y protección de la competitividad del sector industrial

    29 junio 2020

    This article was written by Patric McGonigal and Ramon Garcia-Gallardo. At a virtual ceremony on 11 June 2020, Singapore's Minister for Home Affairs and Law, K Shanmugam SC and the President of the...

    22 June 2020

    El equipo de King & Wood Mallesons resume el plan de desescalada para la reactivación de las actividades empresariales tras la crisis del COVID-19

    30 abril 2020

    Otras áreas de práctica

    Consulte qué asesoramiento legal podemos ofrecerle en su sector.